domingo, 21 de agosto de 2011

Adiós a Jean Tabary

Este mes de Agosto está siendo muy triste. Grandes nombres del tebeo han fallecido en poco tiempo, dejándonos un  legado de personajes inolvidables y buenas historietas pero un pesar muy grande al comprobar como, poco a poco, toda una generación de autores del tebeo van desapareciendo.
Autores como Solano López (el Eternauta) o José Sánchis (Pumby, Robin Robot) se suman a la larga lista de grandes autores del tebeo español que ya no están con nosotros.
Solano López (1928-2011)

José Sanchis (1932-2011)

Autores que por su forma de trabajar y entender la historieta no tienen sustitutos por lo que su ausencia es más notable.
Sanchis con muchas de sus creaciones
Pero si la ausencia de estos dos autores es triste, el pesar de este infame visir que aquí escribe es enorme ante el fallecimiento el pasado 18 de agosto de Jean Tabary el creador (junto a Goscinny) y dibujante de Iznogud.
Jean Tabary (1930-2011)
Iznogud se ha quedado huérfano. El visir ya no podrá ser califa en lugar del califa pues ante la ausencia de su creador ya poco le importa conseguirlo. 
Nos queda el recuerdo de sus muchas historietas, de sus otras creaciones como Totoche, Valentin, Corinne y Jeannot. 
Nos queda un legado de buenos tebeos, de horas de infinitas risas y enrevesados complot para acabar con un califa.
Caricatura de Tabary realizada por el mismo
Esta es la entrada 200 de este blog. Un numero redondo, simbólico que me permite reflexionar sobre la trayectoria de este blog y el porqué se realiza. 
Y la memoria y reivindicación de estos autores y sus personajes hacen que el recorrido merezca la pena; que sigamos aquí, inmersos en el maravilloso mundo de los tebeos.
Y que la incansable persecución de quimeras de Iznogud nos sirva de ejemplo de que siempre hay que perseverar pues el objetivo real de la consecución de los sueños no es conseguirlos si no disfrutar por el camino. 
Por ello, por la esencia y mensaje que la frase "Quiero ser Califa en lugar del Califa" encierra... 
¡Larga vida a Iznogud!  
¡Viva Goscinnny, viva Tabary!