domingo, 19 de octubre de 2008

Increible, pero Mentira

Los primeros años de Ibáñez en la Editorial Bruguera fueron de un infatigable trabajo, siendo uno de las autores más creativos y productivos de la editorial. No sólo realizaba varias series a la vez, si no que era frecuente que le fueran encargadas páginas de chistes temáticas, como las dedicadas a los deportes o a parodiar personajes históricos. Y es que además de ser capaz de sacar chispa casi a cualquier tema, Ibáñez parecía no tener fin en su capacidad de trabajo, y, tanto la editorial como los lectores, querían cada vez más páginas del autor.
Una estas páginas recurrentes de chistes era la que hoy recordamos: Increible pero Mentira. Se trataba de una original variente de los chistes sobre colmos, protagonizados por personajes esperpénticos, con nombres arquetípicos descriptivos tan propios de la editorial, y que Ibáñez usaba a la perfección; y basando su humor en una exageración hiperbólica de las características de los personajes que aparecían y sus absurdas vivencias.
Aquí se vuelve a demostrar la genialidad de Ibáñez a la hora de dar un toque surrealista y jocoso casí a cualquier situación. Tal vez no sea una de sus series más recordadas pero no por ello es de peor calidad que otras de las series de la época, pero a veces, entre tanta producción, es lógico que a uno le cueste acordarse de tantas páginas divertidas. Por ello, espero que esta entrada nos haga apreciar también estos Increible, pero Mentira, como otra muestra más de lo bueno que fue Ibáñez en sus mejores años.

4 comentarios:

Zinquirilla dijo...

Qué buen blog! Hoy es el centenario de Escobar, precisamente.

Zinquirilla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jordim dijo...

Qué granb cabecera y que blog tan interesante..

jordim dijo...

Me parece que yo no puedo votar en lo del veinte muntos, porque no estoy apuntado, gracias por pasar por el blog de todas formas..