domingo, 17 de mayo de 2009

El Misterio de la alfombra encantada

Este año se celebra el 60 aniversario de Las Hermanas Gilda, del genial Vázquez, una de sus creaciones más populares y a las que más páginas dedicó. Estas historietas trataban de las vivencias de dos hermanas antitéticas, Hermenegilda, bajita, regordeta, inocentona y enamoradiza que le gustaba vestir de rojo y pasear por el campo (como a otros personajes de Vázquez, como Gu gú o la Abuelita Paz) y Leovigilda, larguirucha, delgada, listilla y marimandona que le gustaba vestir de negro y quedarse en casa leyendo el periodico y novelas.
La relación de amor-odio de ambas hermanas eran la base de sus gags, en los que las ocurrencias y meteduras de pata de Hermenegilda solían chasquear a su seria hermana Leovigilda. Este modelo de humor dual del payaso tonto/ payaso listo era muy frecuente en la Escuela Bruguera y aquí Vázquez demuestra su originalidad realizándolo con dos personajes femeninos, y de la misma familia, en lugar de los habituales de relación jefe/subordinado que hacían los demá autores. La historieta que les mostramos es muy curiosa pues el origen de la alfombra encantada puede provenir de otra historieta de 1978 publicada en la revista TBO y protagonizada por Tontolín de Tarascón de Moreno.
Tal vez Tontolín vendiera la alfombra ignorando su valor, y Hermenegilda la compra repitiéndose la misma situación cómica. Es un misterio digno de investigar (sobre todo para comparar como dos autores totalmente diferentes en estilo y editorial "tratan" la misma anécdota de forma bien diferente.)
Moreno utiliza más textos e incluye un escenario de fondos más elaborado, mientras que Vázquez usa su maestria expresiva y movimiento más dinámico, para ir más al grano en el chiste.
Las diferencias marcan la delgada línea entre la genialidad y un buen trabajo artístico.