viernes, 27 de agosto de 2010

La Alegre Pandilla

Sí alguien estaba especializado en realizar historietas sobre pandillas de niños y adolescentes en las revistas de la Editorial Bruguera ese fue Segura.
Su facilidad para el dibujo hacía que cualquier situación que dibujase pareciese graciosa, con mucho movimiento y con personajes dotados de una expresividad portentosa. Las caras de susto, chasco o pitorreo de sus creaciones eran las más exageradas de todos los dibujantes de este tipo de tebeos. Otra cualidad destacable de este autor era la belleza natural a las que dotaba a sus chicas, siempre cuidando de no pasarse de "curvas" por eso de la censura de la época y de ser tebeos para niños. Todas le salían guapas, y en los años 80, ya sin tanto cortapisa moral, las dotó de unas curvas de escándalo.
Conocido sobre todo por su Rigoberto Picaporte, y Los Señores de Alcorcón y el Holgazán de Pepón, Segura realizó cientos de historietas protagonizadas por pandas de niños.
La Panda, la Panda Pop, Los Muchamarchas y la Alegre Pandilla son diferentes versiones del mismo concepto: Un grupo de chavales que se divierten en todo tipo de aventuras cómicas y bastante rocambolescas. En estos grupos solía aparecer siempre el típico niño gordito, el "listillo" de turno, y la victima de las desgracias y chascos, "Mus", el musculitos de turno, arrogante y chulesco que salía malparado siempre. Además solían aparecer como personajes secundarios algunas chicas a las que querían impresionar quedando habitualmente en verguenza ante ellas.
Estas historietas de pandas gozaban de bastante aceptación por lo que Segura las fue evolucionando según los gustos de la época y al público al que fueran dirigidas, conservando siempre la esencia de la serie.
La Alegre Pandilla estaba compuesta por niños pequeños que se enfrentaban a un niñato adolescente llamado Mus, con corona de papel en la cabeza, que era un gamberro de campeonato, que siempre salía apaleado. (Ver historieta de hoy)
La Panda, en su caso, eran chavales adolescentes, más preocupados por las chicas y divertirse. El Musculitos ya forma parte de la Panda, y llegaron a protagonizar algunas aventuras largas muy ingeniosas y aclamadas hoy en día por los lectores avídos de buenas recopilaciones.
La Panda Pop era la misma panda pero más hippy, con un dibujo más elaborado y con la incorporación de una estudiante inglesa que se sorprendía de las costumbres de aquí.
Los Muchamarchas era una versión de la Panda para la revista Guai de la Editorial Grijalbo, que por temas de derechos no podía usar los personajes originales pero sí estas versiones muy parecidas. Más adelante también aparecieron en las revistas herederas de Bruguera, las publicadas por Ediciones B.
Les dejamos con una breve historieta de la Alegre Pandilla, como ejemplo de este tipo de historietas de pandas que poblaron las revistas de humor de varias decadas.

2 comentarios:

Marti dijo...

Que buen artículo para recordar aquellas historias de comic que alguna vez nos hicieron sonreir y disfrutar.

Felicidades por el blog y suerte para los Premios 20 blogs.

Un cordial saludo desde Espacio Galáctico!!

Chespiro dijo...

Un maestro, Segura. Tal vez le faltó esa gran serie que le permitiera desarrollar páginas y páginas en álbumes. Retrató como nadie las pandillas juveniles y a las "chicas de ayer en día".